Estado actual de HOJANAY

Hojanay nace en 1995; surge de la idea de planear un desarrollo armónico, frente a la situación antagónica que se registra en Puerto Vallarta, y como un futuro anunciado para todo el sur del estado de Nayarit (Riviera Nayarit). Se establecen pláticas entre el gobierno municipal, estatal y Virgilio Tamez. Desde ese tiempo, se fragua la idea de que la Sierra de Vallejo se estableciera como un Área Protegida, que al final se consigue en calidad de Reserva de la Biósfera.

La idea génesis surte efecto cuando se le presenta el proyecto de conservación de la Sierra de Vallejo a Antonio Echeverría, gobernador de Nayarit (2002); de inmediato turna el asunto con el INADES (Instituto Nayarita para el Desarrollo Sustentable), cuyo titular Lino Rodríguez pone manos a la obra: comienza con la planeación y los estudios para llegar al decreto para constituir la Reserva de la Biósfera. Es entonces cuando pasa de ser una ?buena idea? para convertirse en ?una posibilidad?.

Queda constituida Hojanay de manera oficial el 27 de julio del 2002. (ver Acta Constitutiva)

De los logros que Hojanay se anota, figura, de manera axial, el trabajo comunitario con los 16 ejidos y la comunidad indígena de apostarle a la conservación; de cuidar su selva, su agua, de proteger en lugar de cazar a los animales, se darles adecuado uso a las 72,000 hectáreas.
(Ver tabla de logros de Hojanay en la presidencia de Tamez)

De manera paralela, Virgilio Tamez y Enrique Aldrete se reúnen para formalizar lo que ya funcionaba como una asociación dedicada a la conservación de la vida silvestre de la zona; es decir, cuidar y salvar animales dañados, heridos o perseguidos por el desarrollo inmobiliario (Punta Mita, San Pancho, Sayulita, Lo de Marcos, Úrsulo Galván).

Así, del resultado de dos acciones emprendidas, surge Hojanay; protege la Reserva de la Biósfera de Sierra de Vallejo, y salva y cuida la vida animal de la zona.

Por cuatro años, Virgilio Tamez funge como Presidente (fundador) de la AC (Primera Asamblea Ordinaria pagina 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10), con Erik Saracho como director. Diferencias en la forma de conducir la AC, siembran la duda en Virgilio Tamez, y él piensa, en su momento, que él podría ser la causa. Le cede la presidencia a Martha Collignon, en un afán de sanación y crecimiento de Hojanay.

Se suma una serie de factores que entorpecen, si no es que paralizan, el devenir de la Asociación: una mala administración del Director (Erick Saracho) y la distancia de la Presidencia (Martha Collignon ver tabla de logros de Hojanay en la presidencia de Collignon); la falta de cumplimiento de los acuerdos tomados; la toma de decisiones personales, sin consulta con los demás miembros de la AC; acciones fraudulentas en contra de los principios de la AC. (ver Informe Auditoria y posterior denuncia del fraude 1 2 3 4 contra Erik Saracho).

El resultado: Se recibe la renuncia como director y asociado a Erik Saracho de Hojanay (ver Asamblea Extraordinaria 1 2 3 4 5 6), los implicados regresan la presidencia a Virgilio Tamez en Asamblea de la AC, pero nunca firma la señora Collignon el documento ante notario. Con lo que se aseguraban (Collignon y Erik) de la muerte ?natural? de Hojanay AC, y se cubrían, de pasada, las espaldas.

Hojanay entra en receso por las razones legales expuestas; queda atada de manos para continuar; no hay presidencia legal, no hay manera de continuar su labor.

El camino viable para seguir adelante: establecer otra AC, Aura Jaguar, sumando esfuerzos con otros investigadores destacados y con nueve de los diez fundadores de Hojanay. Obviamente el décimo integrante, el que no pasa a la nueva AC, es Erik Saracho.

La Asociación se transforma. Nos hemos unido a AURA JAGUAR